Nuestros orígenes

La tradición cuchillera de la familia Navarro se remonta a finales del siglo XIX, época en la que Antonio Navarro Nieto, tatarabuelo del actual responsable de la empresa, trabajaba ya en la fabricación de cuchillos y navajas en Albacete.
Desde entonces hasta nuestros días han sido varias generaciones dedicadas a diferentes sectores dentro de la cuchillería: fabricación, distribución y venta.
Actualmente es ésta última la actividad que  sigue desarrollando Cuchillería Navarro, buscando siempre ofrecer la mejor calidad y el mayor surtido dentro de la cuchillería internacional.


Nuestra ubicación en una zona de gran tradición gastronómica ha propiciado que desde el comienzo de nuestra actividad, el contacto con cocineros de primera linea haya sido constante.
Esta relación continuada nos ha permitido alcanzar una gran especialización, ofreciendo productos de la calidad y características demandadas por el profesional y poniendolos al alcance de cualquier aficionado a la cocina ávido de buen material.
Esto ha sido posible gracias a una inquietud continua por encontrar nuevos y mejores productos, que nos lleva cada año a viajar a las más importantes ferias internacionales y a visitar regularmente las principales fábricas para un mejor conocimiento del producto.
De esta manera podemos estar seguros de ofrecer los mejores cuchillos, las más eficaces sartenes, los más novedosos accesorios para cocinar, pero también navajas y cuchillos deportivos de las principales marcas, las mejores tijeras de uñas o de peluquería y, en fin, todo lo que comprende la cuchillería de alta calidad.